viernes, 18 de noviembre de 2011

¿No hemos conseguido nada?



Disculpad mi excesiva efusión , pero en estos momentos es así como me siento. Cuando comenzaron los desalojos en todas partes, me inundó un sentimiento de desesperación. Ahora que veo esto, esa desesperación se ha visto reemplazada con inspiración. Mi corazón está henchido de ella. Quiero que tod@s vosotr@s  sepáis, l@s que habéis estado luchando en las calles, que me habéis dado una esperanza por nuestro país que nunca creí volver a tener. Que antes de que comenzase este movimiento, era uno más de los apáticos, dispuesto a rendirme al sistema y a intentar dejar el país lo antes posible. Que por vuestro movimiento, me vuelvo a sentir vivo, listo para luchar por mi país, preparado para cambiar este sistema corrupto. Que porque vosotr@s habéis hecho esto por mí, yo he hecho lo mismo por millones de otr@s. La gente os dirá que lucháis en vano, que no habéis conseguido nada, que vais sin dirección, que vuestras acciones son inútiles. Pero vuestras acciones están lejos de serlo. Habéis destruido al más grande enemigo de la libertad y el más grande aliado de la clase dirigente: la apatía.

Veo a esta gente ahí fuera en las calles y ahora sé que este movimiento es imparable. Que este es el clímax de una batalla de décadas por el alma misma de la Humanidad. Los cínicos se reirán de mí por decir esto, y los leales al sistema me llamaran sucio hippie y criminal y todas las otras cosas que han dado en llamarnos. Pero esta gente no importa. Serán irrelevantes ante la Historia. Para la Historia sólo estais
vosotr@s. Ignorad a los leales y a los cínicos, seguid luchando. Se acabó el cuento. Se acabó el negocio de este maldito sistema, Nadie puede parar esto. Os amo a tod@s.

P.D: ¿Podrías ser cualquier miembro del 15M el que hubiese escrito este post verdad? Pues no lo ha escrito ninguno de nosotros. Lo escribe un miembro de Occupy Wall Street. Lo he posteado en mi blog para reiterar mi pequeña lucha contra los egos dentro del movimiento 15M. Dejemos de pensar en lo que nos divide y empecemos a pensar en lo que nos une. No importa quien convoque, no importa quien lance una idea, no importa quién la haga, no importa la asamblea que llegue a esa conclusión, lo importante es que estamos llevando el cambio a más de 6.000Km de aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada